¿LO PROMETIDO ES DEUDA?

Escrit per Pere Serret Besa

¿Cumplimos las personas lo que prometemos?. Yo, francamente me atrevería a decir que no. Muchas veces damos palabra a situaciones  para quedar bien en el momento presente, y no nos damos cuenta que a medida que pasa el tiempo y no la cumplimos, quedamos peor que si no hubiéramos prometido nada. Pongamos un ejemplo: En cantidad de ocasiones se ha puesto en entredicho la utilidad de los programas electorales por absurdos, porque no cumplen en la mayoría de los procesos lo que prometen, no son entendibles para la mayoría de los ciudadanos. Nos mentalizan  que cumplirán su palabra cuando arranca la campaña electoral; pero de las promesas a los hechos existe una gran tregua.

En otros término partamos de la base que una promesa supone un compromiso con otra persona o contigo mismo, puesto que cuando la pronunciamos  estamos declarando que tenemos la firme voluntad de hacer algo específico. Francisco de Quevedo (Gran poeta español), declaró en su momento: “Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir”.

La confianza es la base para construir relaciones personales o profesionales sólidas. Ganarte la familiaridad de las personas que nos rodean  es un proceso largo que requiere trabajo y constancia por nuestra parte. Y la clave para ganarte esa confianza reside en la habilidad que tengas para cumplir aquello que uno ha propuesto, por el contrario cuando no cumples tus promesas tu palabra queda totalmente desvalorizada. Existe un proverbio que mayoritariamente sabemos todos que dice: “Lo prometido es deuda”.

Por conveniencia a veces caemos en la trampa de prometer “sin pensar”, para quedar bien en su momento, por intereses propios o bien para salir de un aprieto, pero sabemos que somos conscientes de que no lo vamos a poder cumplir. La persona que incumple sus compromisos, es considerada como un timador, mentirosa, farsante, etc. etc. La periodista Anna Lagos manifestó en cierta ocasión: “¿Por qué  demonios ofrecemos propósitos que no cumpliremos?”. Me sorprende la forma tan fácil y natural  con que algunas personas asumen sus promesas. A veces da la impresión de que para ellos es como si la vida fuera un juego en el que puedes prometer cualquier cosa, sin saber siquiera si estás en condiciones de afrontarla en el futuro. Yo personalmente reflexionando acertadamente diría: “Más vale no prometer, que prometer y no cumplir”.

Pere Serret Besa.

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.


Totlleida t'informa que les dades de caràcter personal que ens proporcions omplint el present formulari seran tractades per Eral 10, S.L. (Totlleida) com a responsable d'aquesta web. La finalitat de la recollida i tractament de les dades personals que et sol·licitem és per gestionar els comentaris que realitzes en aquest bloc. Legitimació: Consentiment de l'interessat. • Com a usuari i interessat t'informo que les dades que em facilites estaran ubicats en els servidors de Siteground (proveïdor de hosting de Totlleida) dins de la UE. Veure política de privacitat de Siteground. (Https://www.siteground.es/privacidad.htm). El fet que no introdueixis les dades de caràcter personal que apareixen al formulari com a obligatoris podrà tenir com a conseqüència que no atendre pugui la teva sol·licitud. Podràs exercir els teus drets d'accés, rectificació, limitació i suprimir les dades en totlleida@totlleida.cat así com el dret a presentar una reclamació davant d'una autoritat de control. Pots consultar la informació addicional i detallada sobre Protecció de Dades a la pàgina web: https://totlleida.cat/politica-de-privacitat / , així com consultar la meva política de privacitat.