La sexualidad como libertad general de ambos géneros, pero con diferencias destacables

La sexualidad ha cambiado, y lo podemos comprobar en la percepción que la sociedad, en general, tiene del concepto del sexo y sus comportamientos al respecto. Hablar del sexo se ha convertido en un tema trivial, cotidiano y para nada fuera de lugar como ha ocurrido en épocas anteriores. Ambos sexos han experimentando ese cambio social, pero no del mismo modo. Se podría decir que el grado de libertad sexual que se ha alcanzado en el siglo XXI, no es igual para los hombres que para las mujeres, cada sexo ha interpretado esa libertad del modo en el que la sociedad le ha posibilitado teniendo en cuenta sus roles y estereotipos sociales.

Hablar del sexo se ha convertido en un tema trivial, cotidiano y para nada fuera de lugar
La sexualidad como libertad general de ambos géneros, pero con diferencias destacables

Nunca se había llegado a tal libertad sexual como la que estamos experimentando en estos tiempos.

Cada vez la sexualidad va perdiendo esa esencia tabú que tanto le ha caracterizado durante cientos de años. Ha habido épocas pasadas en las que el sexo se compartía de manera más abiertamente, porque no dejaba de ser una manera de expresión entre dos o más personas. No obstante, el grado de libertad sexual al que hemos llegado en el siglo XXI incluye la igualdad de derechos tanto para hombres como para mujeres. Ambos deben satisfacerse de sus relaciones íntimas, disfrutar y sentirse bien mediante este intercambio erótico. Digamos que un hombre utiliza una página web, como, por ejemplo CanariasChicas, podríamos decir que está haciendo uso de su libertad sexual al disponer de un servicio de este tipo. Aunque es un tema controvertido en el que no queremos indagar demasiado, si bien es cierto que alguien que se ofrece a realizar un trabajo remunerado, es totalmente libre para elegir lo que hace con su cuerpo y con su sexualidad.

Sin embargo, aunque la libertad sexual sea un hecho, hay diferentes formas en las que está representada, ya que no todo el mundo considera ¨libertad sexual¨ a lo mismo. Para cada persona, ese tipo de liberación es cuando puede hacer libremente uso de sus deseos sin perjudicar a nadie. Destacando el factor género, el tipo en el que ejerce esa libertad es diferente, siempre hablando en términos generales.

La sexualidad para el género masculino

Pese a la aparente igualdad que existe entre hombres y mujeres, el hombre sigue siendo hombre, y mantiene parte de lo que ha sido durante todo su paso por la humanidad. Por ejemplo, un hombre puede controlar menos sus instintos sexuales que una mujer. Por ello es más que evidente que algunos servicios sexuales sean más demandados por los hombres, como, por ejemplo, esta página web llamada cordoba69.

El hombre, desde los principios del Homo Sapiens ha sido el jefe de la familia, el que salía a cazar, el que realizaba las actividades físicas. La mujer siempre ha residido al margen del trabajo fuera del hogar, sino que su rol se centraba en el cuidado de los descendientes permaneciendo en casa realizando otras labores del hogar. Esto determina en gran parte porqué el hombre siente la sexualidad de una manera y la mujer de otra.

El género masculino siempre ha sido el dominante, el que controlaba a la pareja, al menos a niveles físicos. Y esto ha implicado el rol del hombre durante las relaciones íntimas eróticas. El hombre siempre ha llegado a la cúspide, es decir, al orgasmo, puesto que era lo más importante para la descendencia. El orgasmo femenino ni si quiera era tenido en cuenta, si es que alguna mujer llegaba a experimentarlo. Con el tiempo, en la actualidad aparentemente tanto hombres como mujeres son conscientes de la importancia de que ambos componentes satisfagan sus deseos eróticos llegando hasta la explosión del placer. En la teoría es evidente, aunque en la práctica hay ciertas dudas al respecto.

La sexualidad para el género femenino

Las mujeres han aprendido a ser más comedidas, a satisfacer a los demás, a dejarse hacer y controlar por los hombres. Es por ello por lo que, la mujer le da mucha más importancia a factores psicológicos y emocionales que los meramente fisiológicos. El portalTantra es un buen ejemplo de ello, ya que defiende un tipo de sexualidad que se centra en la excitación de ambos miembros de la pareja, del disfrute pleno de ese erotismo.

Una mujer tiende más a la excitación previa del acto sexual mediante juegos eróticos de larga duración. El género femenino puede contener más sus deseos sexuales, ya que su historial evolutivo le ha acostumbrado a que no le proporcionen el mismo placer que ellas brindan a su compañero. Además, las mujeres le dan más importancia a otros elementos externos que están relacionados con la excitación y el erotismo como esta página web Afrodisiacospedia.com, que vende canela y jengibre afrodisiaco. También los juguetes u objetos sexuales son muy demandados entre mujeres.

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.


Totlleida t'informa que les dades de caràcter personal que ens proporcions omplint el present formulari seran tractades per Eral 10, S.L. (Totlleida) com a responsable d'aquesta web. La finalitat de la recollida i tractament de les dades personals que et sol·licitem és per gestionar els comentaris que realitzes en aquest bloc. Legitimació: Consentiment de l'interessat. • Com a usuari i interessat t'informo que les dades que em facilites estaran ubicats en els servidors de Siteground (proveïdor de hosting de Totlleida) dins de la UE. Veure política de privacitat de Siteground. (Https://www.siteground.es/privacidad.htm). El fet que no introdueixis les dades de caràcter personal que apareixen al formulari com a obligatoris podrà tenir com a conseqüència que no atendre pugui la teva sol·licitud. Podràs exercir els teus drets d'accés, rectificació, limitació i suprimir les dades en totlleida@totlleida.cat así com el dret a presentar una reclamació davant d'una autoritat de control. Pots consultar la informació addicional i detallada sobre Protecció de Dades a la pàgina web: https://totlleida.cat/politica-de-privacitat / , així com consultar la meva política de privacitat.