CARTA DE ALEGRÍA.

Querido papá:  Ayer regresé por un encantamiento cuántico a la infancia. Volví a jugar con las piedras y el fango, la hierba y sus insectos, la montaña y sus diferentes tesoros. Toqué la esencia de la naturaleza de mil formas, y…

SONRISA ARRUGADA.

Cuando siento que en mi pecho hay odio, lo primero que se me asoma a la cara es una sonrisa arrugada como un papel viejo a punto de romperse. Para escapar de este sentimiento, me hundo en algo salvaje que me redima: el agua de un río, la…