La Muerte del Periodismo

Opinión. Jesús Antonio Fernández Olmedo

La inmensa mayoría de la información, imágenes, datos, cálculos y etc. que recibimos está trastocada.

Es decir, un grupo determinado, en este caso que hablamos hoy de los medios de comunicación manipulan estos parámetros que hemos descrito con respecto a sus propios intereses o intereses de quienes los apoyan económicamente.

Esto quiere decir que nunca va a haber información fidedigna, veraz y como dicen muchos libre e imparcial. Realmente en ellos la imparcialidad no existe porque detrás de ellos tienen jefes o sponsors que los financian y se deben a ellos. Ellos crean una serie de imágenes que favorecen solo sus intereses y no los de la población.

Con esto queremos comunicar algo muy claro: no son creíbles aunque parezca o nos hagan creer que sí. Todo lo que llegue de ellos no es fiable hasta los propios titulares.

Este fenómeno de la manipulación no es un fenómeno nuevo ya desde sus inicios el periodismo estaba tocado por este mal.
Por otro lado también vemos que un modelo centrado en las imágenes, el espectáculo y el entretenimiento obviamente deja mucho que desear de la calidad periodística porque en esto no hay búsqueda de la verdad que es en realidad a lo que se debería llamar o dedicar el periodista libre si es que queda alguno hoy, ya que existe una manipulación sistemática de los contenidos.

Esto se hace deliberadamente, se falsea.
Ni que decir que muchos periodistas están en la búsqueda de nuevos puestos y en trepar para asegurar su puesto de trabajo, su dinero, su prestigio y no arriesgar o contar realmente la verdad.

Se les vio el plumero aunque la población en un estado de narcótico siga tragando imágenes por las pantallas.
El periodismo tiene hoy un problema de autocrítica y de autoestima, por supuesto. Si durante un mes al ciudadano no le llegara ningún tipo de información del exterior no le pasaría nada, no le es necesaria para nada todo ese bagaje falseado, es más cuanto menos se encontraría mucho más tranquilo y comunicativo con los demás en su propio medio.

Los medios producen otra incoherencia: aíslan al individuo y finalmente todos piensan lo que quieren las grandes corporaciones de la información que piensan.

La labor real de un periodista no es crear confusión, sino la de cambiar el mundo a través de su trabajo para que este sea mejor cada día.

Jesús Antonio Fernández Olmedo

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.


Totlleida t'informa que les dades de caràcter personal que ens proporcions omplint el present formulari seran tractades per Eral 10, S.L. (Totlleida) com a responsable d'aquesta web. La finalitat de la recollida i tractament de les dades personals que et sol·licitem és per gestionar els comentaris que realitzes en aquest bloc. Legitimació: Consentiment de l'interessat. • Com a usuari i interessat t'informo que les dades que em facilites estaran ubicats en els servidors de Siteground (proveïdor de hosting de Totlleida) dins de la UE. Veure política de privacitat de Siteground. (Https://www.siteground.es/privacidad.htm). El fet que no introdueixis les dades de caràcter personal que apareixen al formulari com a obligatoris podrà tenir com a conseqüència que no atendre pugui la teva sol·licitud. Podràs exercir els teus drets d'accés, rectificació, limitació i suprimir les dades en totlleida@totlleida.cat así com el dret a presentar una reclamació davant d'una autoritat de control. Pots consultar la informació addicional i detallada sobre Protecció de Dades a la pàgina web: https://totlleida.cat/politica-de-privacitat / , així com consultar la meva política de privacitat.