La importancia del deporte en los colegios

Pronto empezará un nuevo curso escolar. Tras un año bastante atípico los profesores harán todo lo posible con tal de que sus alumnos se sientan cómodos al mismo tiempo en que van progresando en las diversas materias impartidas. Una de las preferidas por parte de los peques es la conocida como Educación Física.

Varias actividades deportivas, especialmente las que tienen lugar por equipos, se organizan durante el transcurso de este tipo de clases. ¿Sabías que las mismas adquieren una especial relevancia? A continuación analizaremos varios de los beneficios que proporcionan a corto, medio y largo plazo.

 Fomenta el compañerismo

 Es innegable que nos encontramos en una sociedad cada vez más individualizada. Prima el bienestar de uno mismo por encima de todo lo demás. Con el deporte en los colegios se intenta demostrar que el trabajo en equipo puede ser ventajoso para todos los miembros que conforman el grupo en cuestión.

 Un claro ejemplo es el deporte rey. Un total de dos porterías de fútbol se encuentran en las instalaciones del centro educativo en cuestión, siendo el objetivo de los infantes introducir el balón en una de ellas. Lograrlo no es fácil, aunque resulta más sencillo si se compenetran bien con sus compañeros.

 En párrafos anteriores hemos mencionado que el deporte escolar no solo es beneficioso a corto plazo, sino que también influye en el futuro que tendrán los peques. Precisamente el fútbol lo demuestra. Y es que cuando los niños pasan a ser adultos y entran en el mercado laboral son capaces de colaborar activamente con todos los trabajadores de la empresa que opta por confiar en ellos.

 El deporte es mucho más que hacer ejercicio. Así lo indican los psicólogos infantiles, afirmando que es de vital importancia que desde temprana edad se inicie a los niños y las niñas en actividades físicas basadas en el juego en equipo.

 Adiós a los problemas de timidez

 Tarde o temprano con el fútbol se acaban estrechando lazos entre compañeros de un mismo curso escolar. Exactamente lo mismo sucede con otros deportes. Ejecutar buenos lanzamientos con las manos para meter los balones en las canastas de baloncesto es complicado, pero cuando el esférico se cuela por las redes sumando dos e incluso tres puntos la alegría se desborda.

 Es entonces cuando el anotador es felicitado por los demás miembros de su equipo, recibiendo los aplausos del profesor de Educación Física que en esos momentos ejerce también de entrenador. Este tipo de interacciones en la cancha de baloncesto en la que se convierte temporalmente el patio del colegio son esenciales para el desarrollo del pequeñín.

 Y es que muchos de ellos acaban padeciendo problemas de timidez que llegan a ser incapacitantes en algunos casos. Por suerte, la práctica de deportes colectivos lo evita en gran medida.

 ‘Obligarles’ a socializar con sus compañeros, en un principio, supone un gran desgaste mental para quienes padecen ansiedad social u otros tipos de afecciones, tal como afirman los psicólogos que tratan frecuentemente con niños. Sin embargo, con el paso del tiempo la liberación de serotonina se evidencia, dando pie a que se sientan mucho mejor consigo mismos y con el resto de compañeros.

 Tras poner fin a la sesión de deporte en el colegio las posteriores clases tienen lugar sin tanta presión por parte del afectado, quien poco a poco va interactuando con mayor soltura. De hecho, los infantes que casi nunca quedan con los demás alumnos tras acabar las clases empiezan a hacerlo no solo para jugar a videojuegos o ver dibujos, sino también con tal de seguir practicando deporte libremente.

 Fuente de salud mental y física

 Todos hemos sido niños y recordamos con una sonrisa de oreja a oreja lo felices que éramos al bajar al patio, puesto que veíamos las porterías de futbol sabiendo que pronto estarían formados dos equipos para jugar en ellas. Es impagable esa sensación de felicidad al marcar gol, defender bien una jugada o simplemente abrazar a un compañero que acaba de sobresalir con un movimiento sensacional.

 Aunque es mucho más que una simple sensación. Tal como hemos mencionado anteriormente, los deportes en equipo e incluso también el deporte individual provoca que la sustancia química del cerebro conocida como serotonina se regule adecuadamente. Ello se traduce en una alegría que se mantiene intacta durante horas.

 Más allá del ámbito mental la salud física también se beneficia notablemente. Un claro ejemplo reside en el bajo porcentaje de obesidad infantil que se presenta entre quienes practican deporte en la escuela. El gasto calórico da pie a que puedan comer lo que prefieran, por supuesto siempre con unos límites para evitar caries y otras afecciones.

 A todo ello hay que sumar una mejora del sistema cardiovascular. Si bien es cierto que en edades tempranas no es tan trascendente como en personas mayores, en un futuro agradecerán tener una buena presión arterial y el colesterol bajo.

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.


Totlleida t'informa que les dades de caràcter personal que ens proporcions omplint el present formulari seran tractades per Eral 10, S.L. (Totlleida) com a responsable d'aquesta web. La finalitat de la recollida i tractament de les dades personals que et sol·licitem és per gestionar els comentaris que realitzes en aquest bloc. Legitimació: Consentiment de l'interessat. • Com a usuari i interessat t'informo que les dades que em facilites estaran ubicats en els servidors de Siteground (proveïdor de hosting de Totlleida) dins de la UE. Veure política de privacitat de Siteground. (Https://www.siteground.es/privacidad.htm). El fet que no introdueixis les dades de caràcter personal que apareixen al formulari com a obligatoris podrà tenir com a conseqüència que no atendre pugui la teva sol·licitud. Podràs exercir els teus drets d'accés, rectificació, limitació i suprimir les dades en totlleida@totlleida.cat así com el dret a presentar una reclamació davant d'una autoritat de control. Pots consultar la informació addicional i detallada sobre Protecció de Dades a la pàgina web: https://totlleida.cat/politica-de-privacitat / , així com consultar la meva política de privacitat.