Juventud Asfixiada

Opinión. Jesús Antonio Fernández Olmedo

Si, se viene desde hace tiempo y no es esto de ahora, lo que ocurre es que en este momento ya si es grave, demonizando al joven.

¿Qué ocurre realmente con los jóvenes? Esta es la pregunta básica y sencilla que deberíamos hacernos para llegar a comprender la situación actual.
Si analizamos por un momento, quitándonos de la cabeza las imágenes de contenedores ardiendo por un minuto, la situación creo que podemos llegar a conclusiones de tesis universitaria.

Al joven no se le da trabajo real, como mucho trabajos tipo Lazarillo de Tormes en los que cobran una miseria por estar diez horas cuando el empresario reza que está 4. Pero como es joven tiene que aprender y aguantar. Con los sueldos que perciben, esto los que acceden al mal llamado mercado laboral, más bien es esclavismo laboral, es imposible que se independicen. Por supuesto que muchos se gastan lo poco que ganan en divertirse ¿y quién no lo ha hecho de joven?

Se les cierra el futuro en todos los aspectos y se les dice que esperen que el premio llegará.
No se les escucha, solo se les dice lo que tienen que hacer. Es decir, hoy no existe para nada un debate con los jóvenes en primera fila acerca de sus inquietudes y que incluso este tipo de tertulias podrán resultar enormemente inspiradoras para otros jóvenes a la hora de desarrollar su futuro de manera independiente por ejemplo. La comunicación no existe. Se les condena directamente al paro, a la espera interminable y al no futuro.

¿Qué esperan entonces que sean encima educados?
En los ámbitos hogareños no se les ha educado para tener una visión no violenta de la vida como actitud. Los profesionales de guante blanco generan una violencia sorda contra las poblaciones a través de sus medios ya sean estos sistemas económicos implantados por la fuerza, medios de comunicación, instituciones podridas y corruptas y un largo e interminable etc.

Existe una persecución contra la juventud y un aprovecharse de ella en cuanto a energía se refiere. El enorme paro laboral en el que se encuentran muchos países es una auténtica bomba de tiempo. Ya que han puesto ahora de moda la palabra «proporción» es totalmente desproporcionado pensar que vamos a avanzar como sociedad sin ellos, los jóvenes. Esta sociedad está totalmente acabada si cree que sin atender a la gente joven como se merece y no con migajas o con las sobras puede avanzar siquiera un palmo.

Si, los disturbios y el orden público son las cosas que preocupan, pero ¿qué orden público se refieren? Aquí ya hace un tiempo que el orden no impera para nada.
Debemos de tomar conciencia como sociedad ante estas cosas que nos ocurren porque estamos hablando de nuestros hijos, ¿ qué hemos hecho nosotros para que ellos hayan llegado a esto?

Aliento al debate y a la reflexión acerca de nuestros hechos, ya que todos somos responsables de lo que aquí en la Tierra ocurre, ya que ninguno de nosotros vive en Marte por ahora.
¿Queremos de verdad a nuestros jóvenes? ¿Denunciamos a esos empresarios millonarios que se han aprovechado de ellos?
¿Presionamos a nuestros gobiernos para que de una vez por todas se abran nuevas fuentes de trabajo y se deje de postergar estos asuntos de alta importancia para la estabilidad y el futuro de un país?

A ver qué queremos realmente que nuestro país sea un lugar de esclavismo donde los elegidos solo son unos pocos.
Los jóvenes sufren la violencia del de etiqueta, pero este amigo no lo van a decir los medios.

Jesús Antonio Fernández Olmedo

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.


Totlleida t'informa que les dades de caràcter personal que ens proporcions omplint el present formulari seran tractades per Eral 10, S.L. (Totlleida) com a responsable d'aquesta web. La finalitat de la recollida i tractament de les dades personals que et sol·licitem és per gestionar els comentaris que realitzes en aquest bloc. Legitimació: Consentiment de l'interessat. • Com a usuari i interessat t'informo que les dades que em facilites estaran ubicats en els servidors de Siteground (proveïdor de hosting de Totlleida) dins de la UE. Veure política de privacitat de Siteground. (Https://www.siteground.es/privacidad.htm). El fet que no introdueixis les dades de caràcter personal que apareixen al formulari com a obligatoris podrà tenir com a conseqüència que no atendre pugui la teva sol·licitud. Podràs exercir els teus drets d'accés, rectificació, limitació i suprimir les dades en totlleida@totlleida.cat así com el dret a presentar una reclamació davant d'una autoritat de control. Pots consultar la informació addicional i detallada sobre Protecció de Dades a la pàgina web: https://totlleida.cat/politica-de-privacitat / , així com consultar la meva política de privacitat.