Claves del éxito de las webcams online y los chats por Internet

Ya de por sí la estación veraniega suele dar pie a que ciertos portales en línea vean incrementadas sus visitas drásticamente.

Sin embargo, en esta ocasión hay dos tipos de servicios que han experimentado un auge bastante mayor.

 El primero de ellos es el de web cam de chicas. Como hemos mencionado anteriormente los meses más calurosos del año acostumbran a traducirse en muchos visitantes. Aunque lo de las últimas semanas no tiene precedentes.

 Algo similar sucede con los chats. Nos referimos también a las aplicaciones que permiten enviar y recibir mensajes de forma instantánea. Una clara muestra reside en Tinder.

 Seguramente has oído hablar de esta app en más de una ocasión. De hecho, en los últimos tiempos ha adquirido una gran trascendencia no solo a nivel nacional, sino también internacional.

 Ambos tipos de servicios, a día de hoy, cuentan con muchas más visitas que antaño. Durante el transcurso del verano están superando todos los récords. ¿A qué es debido tal nivel de éxito?

 No poder salir de casa

 Los españoles poco a poco han ido interiorizando la nueva normalidad. Sin embargo, durante bastante tiempo era inviable salir de los domicilios. El motivo venía dado por un virus que campaba a sus anchas por todo el país. En efecto, hablamos del COVID-19.

 Una pandemia en toda regla que, precisamente, azotó a los lleidatans con especial virulencia. Múltiples brotes se llevan produciendo en nuestra provincia desde unos cuantos meses atrás.

 Para atajar este tipo de situaciones tan negativas el Gobierno tuvo a bien decretar un confinamiento. Sin entrar a valorar lo acertada que fue dicha decisión o si llegó demasiado tarde, es cierto que con el paso del tiempo se logró reducir la curva de infecciones y fallecimientos.

 Con tal de lograrlo fueron necesarios muchos días seguidos de permanecer en casa. Al principio se podía llevar más o menos bien, pero al pasar las semanas la angustia comenzaba a apoderarse de propietarios e inquilinos.

 Ante la imposibilidad de quedar con nadie empezó a incrementarse la cifra de personas que se decantaron por otras alternativas. Hablamos de las de tipo electrónico. Muchas de ellas eran impensables hace treinta años pero a día de hoy están más que instauradas en la sociedad.

Los chats y las web cam de chicas son claros ejemplos. Especialmente estas últimas, las cuales en pleno 2020 se ven con una resolución espectacular y haciendo gala de una máxima fluidez. Es decir, las escenas son visualizadas sin que ningún tipo de corte tenga lugar.

 En lo que se refiere a los sistemas de intercambio de texto, antiguamente era fundamental disponer de un ordenador. La única manera de hablar cómodamente sin tener que estar siempre en el mismo escritorio junto a la torre del PC era contar con un portátil. La situación empezó a cambiar con la llegada de los smartphones.

 Es precisamente gracias a disponer de tantos aparatos tecnológicos compatibles que ambos tipos de servicios han visto disparada su popularidad. Aunque la lista de motivos va más allá, sumándose a las necesidades que han surgido a raíz de un confinamiento duro pero necesario.

 Usuarios con todo tipo de gustos

 En otros tiempos la variedad no era demasiado amplia a la hora de querer entablar comunicación con otros usuarios. De hecho, Internet ni siquiera estaba presente en muchos de los hogares. Todo lo contrario sucede a día de hoy. Por ejemplo, la inmensa mayoría de casas de Lleida disponen de conexión a la red, incluso en las zonas más rurales.

 Dicho aspecto se traduce en que diariamente son cuantiosos los internautas que acaban optando por adentrarse en esta clase de plataformas. A su vez, indistintamente de los gustos de cada usuario no resulta complicado dar con otra persona que congenie a la perfección con los mismos.

 Ahora que ya se puede quedar en lugares públicos y por supuesto en casas ajenas es esencial hacerlo con individuos con los que haya una cierta afinidad. En caso contrario la relación es muy difícil que fructifique.

 Gracias a Internet y su amplitud en lo referente al ‘catálogo social’ cualquier usuario puede encontrar a otro idóneo: conocido, amistad, pareja para toda la vida, ligue temporal y un larguísimo etcétera.

 Adiós a los tabúes

 Anteriormente hemos hablado de las web cam de chicas, tales como las del servicio de agregador conocido como Varduma. No hay que echar la vista muy atrás para dar con una época en la que la sociedad trataba de mantener ocultos sus accesos a este tipo de portales. Por suerte, la situación en los tiempos que corren es radicalmente distinta.

 Incluso en los bares, los cuales ya están abiertos al público –aunque con restricciones de aforo– suelen salir a colación dichos temas sin pelos en la lengua. Los consumidores afirman acceder a aplicaciones como Tinder y web cams sin que ello les suponga pasar vergüenza de ningún tipo.

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.


Totlleida t'informa que les dades de caràcter personal que ens proporcions omplint el present formulari seran tractades per Eral 10, S.L. (Totlleida) com a responsable d'aquesta web. La finalitat de la recollida i tractament de les dades personals que et sol·licitem és per gestionar els comentaris que realitzes en aquest bloc. Legitimació: Consentiment de l'interessat. • Com a usuari i interessat t'informo que les dades que em facilites estaran ubicats en els servidors de Siteground (proveïdor de hosting de Totlleida) dins de la UE. Veure política de privacitat de Siteground. (Https://www.siteground.es/privacidad.htm). El fet que no introdueixis les dades de caràcter personal que apareixen al formulari com a obligatoris podrà tenir com a conseqüència que no atendre pugui la teva sol·licitud. Podràs exercir els teus drets d'accés, rectificació, limitació i suprimir les dades en totlleida@totlleida.cat así com el dret a presentar una reclamació davant d'una autoritat de control. Pots consultar la informació addicional i detallada sobre Protecció de Dades a la pàgina web: https://totlleida.cat/politica-de-privacitat / , així com consultar la meva política de privacitat.