Una mirada a la eternidad: fotografía en el siglo XXI

"Los fotógrafos somos testigos de algo único cada vez que nos ponemos detrás del objetivo. Enfocar lo que tenemos por delante es abrirse paso a la inmensidad del momento de otra persona.

Se dice que, al cabo del día, los ojos han sido capaces de realizar millones de tomas fotográficas de las que, por norma general, solo serán transcendentes las que se han mirado con detenimiento y que, con el paso de las horas, días o semanas, pasarán al olvido.

En un contexto histórico, la fotografía y su realismo inmediato dio un salto de gigantes al concepto mismo de la historia con mayúsculas.

Mientras que en las cuevas buscaban dejar la trascendencia en mensajes con pinturas rupestres y, en el resto de épocas, gracias a obras pictóricas, se ha conseguido entender mejor cada contexto…fue la primera de las fotografías la que demostró su potencial para ser una fábrica de recuerdos.

Y esos recuerdos, que actualmente pueden ser más personales, son los que llevan a cualquiera a buscar, en la sociedad de la imagen por antonomasia, fotografías que retraten un momento, un alma, un sentimiento o una pasión.

“Los fotógrafos somos testigos de algo único cada vez que nos ponemos detrás del objetivo. Enfocar lo que tenemos por delante es abrirse paso a la inmensidad del momento de otra persona. Sin esa magia, las fotografías serían vacías, pero nunca lo son. Somos privilegiados de poder disfrutar de todo lo que proyecta quien se pone delante de nuestros objetivos” explican desde Life Time.

¿Cuáles son ahora las tendencias en imágenes?

Aunque las navidades llevan años llenando los estudios para fotografías temáticas, quienes gustan de salir a la calle para hacer las sesiones tienen claro que las preferencias y la tendencia pasa por la naturalidad.

La fotografía y su pose ha dejado de ser estática para que, de verdad, el fotógrafo se convierta en testigo y sea capaz de encontrar ese segundo mágico de una mirada, un gesto, una risa o un detalle que hace que una foto sea mucho más que eso. Y eso solo se consigue dejando que quienes les contratan sean ellos mismos, sin pose ni artificio.

“Cada vez las sesiones son más naturales y eso se agradece. La rigidez de las poses han dado lugar al movimiento y eso tiene muchísima más potencia porque no es fingido” explican.

El arte como hilo conductor, el juego de luces y sombras, los entornos naturales…todo vale cuando se trata de que esa imagen que traspasa el ojo, se vuelva eterna con una fotografía.

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.


Totlleida t'informa que les dades de caràcter personal que ens proporcions omplint el present formulari seran tractades per Eral 10, S.L. (Totlleida) com a responsable d'aquesta web. La finalitat de la recollida i tractament de les dades personals que et sol·licitem és per gestionar els comentaris que realitzes en aquest bloc. Legitimació: Consentiment de l'interessat. • Com a usuari i interessat t'informo que les dades que em facilites estaran ubicats en els servidors de Siteground (proveïdor de hosting de Totlleida) dins de la UE. Veure política de privacitat de Siteground. (Https://www.siteground.es/privacidad.htm). El fet que no introdueixis les dades de caràcter personal que apareixen al formulari com a obligatoris podrà tenir com a conseqüència que no atendre pugui la teva sol·licitud. Podràs exercir els teus drets d'accés, rectificació, limitació i suprimir les dades en totlleida@totlleida.cat así com el dret a presentar una reclamació davant d'una autoritat de control. Pots consultar la informació addicional i detallada sobre Protecció de Dades a la pàgina web: https://totlleida.cat/politica-de-privacitat / , així com consultar la meva política de privacitat.