El impacto emocional de la fibromialgia en la vida del paciente

La fibromialgia es una enfermedad que tiene unos síntomas que pueden ser muy variables de unos enfermos a otros, pero normalmente hay algunos síntomas que suelen estar presentes en la mayoría de personas. Por ejemplo, el dolor físico, la fatiga física y mental, la depresión o el cansancio entre muchos otros. Uno de los principales problemas en el diagnóstico de la enfermedad, es que esta no puede diagnosticarse a partir de pruebas diagnósticas de imagen, puesto que en ellas no hay ninguna anormalidad significativa que pueda explicar el motivo de los síntomas. Por eso, el diagnóstico de la fibromialgia se hace por exclusión, es decir, cuando se han descartado otro tipo de patologías que pudiesen explicar los síntomas, el paciente tiene dolor en al menos 11 de los 18 puntos de dolor o puntos gatillo del cuerpo, y la sintomatología parece encajar con esta enfermedad; entonces se diagnostica la fibromialgia.

Esto ha hecho que quienes padecen esta patología, se ven en primer lugar con el problema de que no es fácil ser diagnosticados, al menos no sin antes pasar por muchas visitas a médicos de todas las especialidades médicas. En segundo lugar se ven con la situación de que pueden tener problemas de credibilidad, especialmente a la hora de que se les reconozca una discapacidad física por parte de un tribunal médico, puesto que no pueden demostrar su dolor mediante pruebas objetivas. Incluso a veces puede que algunos miembros de la familia crean que el paciente inventa o exagera sus síntomas, o los usa para evadir sus responsabilidades sociales. No hay nada más lejos de la realidad. Los síntomas de la fibromialgia son muy severos, especialmente en algunos casos, puesto que además de las manifestaciones concretas de la enfermedad, también puede ser muy variable la intensidad de cada síntoma, haciendo que sea muy complicado establecer paralelismos entre pacientes.

El tratamiento de la fibromialgia, generalmente suele ser multidisciplinar, puesto que se requiere la intervención de un psicólogo, fisioterapeuta, reumatólogo, etc, ya que los tratamientos deben ser muchos, pues generalmente se basa en medicación, fisioterapia, cambio de dietas y de estilo de vida, y en psicoterapia. Respecto al enigma de cómo curar la fibromialgia, hay varias hipótesis médicas, y varias metodologías que en ciertos casos están consiguiendo resultados esperanzadores. Hay teorías que abiertamente atribuyen a la enfermedad una causa emocional, y centran el tratamiento únicamente en el ámbito emocional; a otras teorías médicas que todavía están en vías de experimentación y homologación y se centran en factores genéticos, bioquímicos, hormonales, neuronales, etc.

Existen teorías que atribuyen a la fibromialgia una naturaleza mente-cuerpo, es decir, que exponen la idea de que se trata de una enfermedad física pero desencadenada por factores emocionales como el estrés, la ansiedad, los traumas emocionales, etc. No obstante, esta no es la única enfermedad respecto a la que se sospecha que los factores emocionales juegan un papel determinante en su aparición y desarrollo, otro tipo de enfermedades son el Trastorno Obsesivo Compulsivo o y la agorafobia. El TOC es un trastorno de ansiedad que produce la presencia de pensamientos intrusivos y de actos compulsivos. Los primeros son pensamientos que acceden a la conciencia del individuo de modo reiterado, y que este intenta apartar de su mente, desviar la atención a otra cosa. Pero los pensamientos obsesivos siempre vuelven. En cuanto a los actos compulsivos, son rituales que este realizan para tratar de calmar la ansiedad que es el fruto de los pensamientos obsesivos.

Tanto el TOC como la agorafobia son dos patologías asociadas al estrés, y aunque no está claro qué parte de componente tienen de naturaleza genética, si parece estar claro que los factores emocionales y de personalidad juegan un papel determinante en su aparición. Es interesante ver que en general, es frecuente que todas estas enfermedades sobre las que se sospecha que pueda haber una causa emocional, comparten en común muchas cosas. La primera es que los pacientes que las sufren frecuentemente se sienten incomprendidos, sienten que existe una brecha entre ellos y los demás, y que estos no pueden comprender su sufrimiento, su preocupación, su situación emocional y vital.

La segunda es el hecho de que no es fácil poder demostrar la existencia de la enfermedad a efectos de que sea reconocida por un tribunal médico y pueda cobrar una ayuda económica por discapacidad. Eso, a pesar de que frecuentemente la fibromialgia, el Trastorno Obsesivo Compulsivo y la agorafobia producen una fuerte incapacidad en la persona, en muchos casos haciendo imposible que esta pueda trabajar y ganarse la vida por sí misma.

Pero muchas más cosas que comparten como por ejemplo, el hecho de que tienen una complicada curación. Es evidente que curar la fibromialgia es un reto muy complicado, y que en muchos casos nunca se logra. La agorafobia también tiene un tratamiento complicado, y suele requerir la ayuda de un psicólogo y por supuesto el paciente tiene que tener mucha fuerza de voluntad para tratar de lograrlo. También es importante la ayuda de un profesional y mucha fuerza de voluntad en la curación del TOC, y aunque en proporción afecta a más personas que la agorafobia, también proporcionalmente más personas consiguen curarse.

En cualquier caso, los factores físicos y emocionales están relacionados, y la voluntad del paciente, su estado de ánimo, y la actitud con la que encara la curación, es un elemento fundamental para tener más probabilidades de que el objetivo de la curación se consiga.

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.


Totlleida t'informa que les dades de caràcter personal que ens proporcions omplint el present formulari seran tractades per Eral 10, S.L. (Totlleida) com a responsable d'aquesta web. La finalitat de la recollida i tractament de les dades personals que et sol·licitem és per gestionar els comentaris que realitzes en aquest bloc. Legitimació: Consentiment de l'interessat. • Com a usuari i interessat t'informo que les dades que em facilites estaran ubicats en els servidors de Siteground (proveïdor de hosting de Totlleida) dins de la UE. Veure política de privacitat de Siteground. (Https://www.siteground.es/privacidad.htm). El fet que no introdueixis les dades de caràcter personal que apareixen al formulari com a obligatoris podrà tenir com a conseqüència que no atendre pugui la teva sol·licitud. Podràs exercir els teus drets d'accés, rectificació, limitació i suprimir les dades en totlleida@totlleida.cat así com el dret a presentar una reclamació davant d'una autoritat de control. Pots consultar la informació addicional i detallada sobre Protecció de Dades a la pàgina web: https://totlleida.cat/politica-de-privacitat / , així com consultar la meva política de privacitat.