Cuánto se tarda en dar de alta la luz

Según señalan desde el comparador de tarifas de luz en España Selectra, el tiempo medio desde que la distribuidora autoriza el nuevo punto de suministro va de 5 a 7 días hábiles

Uno de los trámites más comunes que hay que hacer cuando entramos a vivir en una casa donde el anterior inquilino ha dado de baja el suministro de luz o adquirimos una vivienda nueva en la que nunca ha habido un suministro eléctrico es el de dar de alta la luz. Este es un paso indispensable para poder tener electricidad en el inmueble, por lo que iniciar los trámites lo antes posible es importante para poder tener acceso a este suministro.

En lo que se refiere a los plazos, según se puede ver en este enlace de un comparador de tarifas de luz en España, estos suelen ser muy cortos desde que la empresa distribuidora de luz que hayamos escogido autoriza el nuevo punto de suministro. En concreto, este periodo no suele tardar nunca más de 7 días hábiles desde la aprobación por parte de la comercializadora, aunque en la mayoría de los casos suele ser más reducido.

Para hacerlo todo de un modo más ágil y rápido es importante tener claro cuáles es la documentación que tendremos que facilitar a la distribuidora y los requisitos que hay que cumplir para poder dar de alta la luz. En primer lugar, habrá que facilitar el Código Universal de Punto de Suministro (CUP) una información que habrá que solicitarla a la distribuidora facilitando la dirección exacta del inmueble. No obstante y en los casos en los que el inmueble ya haya tenido en alguna ocasión acceso a la luz, este dato aparece en las facturas.

Tener en vigor el boletín eléctrico es otro de los requisitos para poder dar de alta la luz en el inmueble. Este certificado es el que indica el tipo de instalación eléctrica que tiene el inmueble e indica la potencia instalada en la propiedad, estableciendo la máxima potencia admitida.

La potencia a contratar es otro de los requisitos que debemos tener claro y detallar a la hora de dar de alta la luz en el inmueble. Como se ha comentado en el párrafo anterior, el boletín eléctrico es el que marca el máximo de potencia que se puede instalar en dicho inmueble y, por tanto, la potencia contratada tiene que estar dentro de los límites fijados por el boletín. En caso de ser necesaria más potencia que la permitida en el Boletín habrá que pedir dicho cambio, pagar una cantidad económica por dicha modificación y habrá que cerciorarse de que la instalación existente en el inmueble tiene capacidad para soportar la nueva potencia.

Estos tres requisitos son los que necesitan las compañías eléctricas para iniciar el proceso de alta de la luz. A ellos hay que añadir los datos relevantes al propietario o la persona titular a la que irán los cargos de la factura, por lo que es necesario facilitar el DNI del titular y una cuenta bancaria para poder domiciliar el recibo de la luz.

Cómo contactar con la compañía

Sabiendo que estos datos son los necesarios para dar de alta la luz ahora sólo queda ponerse en contacto con la comercializadora e iniciar los trámites. A la hora de ponerse en contacto con las distintas empresas que ofrecen este servicio se puede contactar tanto por vía telefónica, como online o de forma presencial en las que aún tienen este servicio presencial.

Debido a la cantidad de empresas que operan en el sector es conveniente que los consumidores busquen y comparen las tarifas que ofrecen en busca de los mejores precios del mercado. Para ello, la utilización de los comparadores online especializados es un excelente recurso para optimizar esta búsqueda y tener en un único espacio los diferentes resultados con sus tarifas correspondientes.

Entre estos comparadores líderes se encuentra el de Selectra, una herramienta digital que muestra las diferentes ofertas de las comercializadoras a las que se pueden acoger los consumidores. Elegir una oferta adecuada puede permitir ahorros importantes en la factura mensual, por lo que habrá que tener en cuenta el uso que vamos a darle a la luz en el hogar teniendo en cuento algunos aspectos como, por ejemplo, los horarios.

Al respecto, una tarifa con discriminación horaria suele compensar al 85% de los usuarios independientemente de que adapten sus hábitos de consumo. Este tipo de tarifas suelen incluir una discriminación en las que hay disponibles unas 14 horas consideradas “baratas” mientras que las otras 10 horas son las “caras”. Adaptarse a estas horas pueden generar ahorros muy considerables.

El ahorro estimado al elegir una tarifa con discriminación horario con respecto a otra que no la incorpora suele ser de un 10%, aunque hay familias cuyo ahorro alcanza el 25%. Así que si estás pensando en dar de alta la luz no lo dudes: Busca y compara.

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.


Totlleida t'informa que les dades de caràcter personal que ens proporcions omplint el present formulari seran tractades per Eral 10, S.L. (Totlleida) com a responsable d'aquesta web. La finalitat de la recollida i tractament de les dades personals que et sol·licitem és per gestionar els comentaris que realitzes en aquest bloc. Legitimació: Consentiment de l'interessat. • Com a usuari i interessat t'informo que les dades que em facilites estaran ubicats en els servidors de Siteground (proveïdor de hosting de Totlleida) dins de la UE. Veure política de privacitat de Siteground. (Https://www.siteground.es/privacidad.htm). El fet que no introdueixis les dades de caràcter personal que apareixen al formulari com a obligatoris podrà tenir com a conseqüència que no atendre pugui la teva sol·licitud. Podràs exercir els teus drets d'accés, rectificació, limitació i suprimir les dades en totlleida@totlleida.cat así com el dret a presentar una reclamació davant d'una autoritat de control. Pots consultar la informació addicional i detallada sobre Protecció de Dades a la pàgina web: https://totlleida.cat/politica-de-privacitat / , així com consultar la meva política de privacitat.