Cómo conseguir que tu pareja se estremezca de placer en la cama

Los psicólogos insisten en afirmar que no hay nada mejor para la mente humana que una gran liberación de serotonina. Conseguir que se produzca dicha reacción química en el cerebro de una persona es posible de varias maneras, aunque una de las más efectivas hace referencia a las relaciones íntimas mantenidas en la cama.

Aquellas que son muy placenteras trasladan una inmediata sensación de bienestar tanto a hombres como a mujeres. Así pues, si deseas que tu pareja experimente dicha mejoría en términos de salud pero no sabes exactamente cómo lograr que alcance un momento de clímax insuperable no dudes en poner en práctica las siguientes sugerencias.

Consejos para deleitar a los hombres

Si tienes un novio o marido y pretendes hacerle ver las estrellas en la cama, así como en otros lugares en los que pretendáis fusionar vuestros cuerpos, presta atención a lo que nos dicen desde VitoriaCitas: “No hay nada mejor para un varón que su fémina le haga experimentar nuevas sensaciones íntimas”.

Precisamente en líneas anteriores ha sido mencionado superficialmente el hecho de no solo mantener relaciones en la cama, sino también en diversas dependencias del domicilio e incluso fuera de casa. Centrándonos en el ámbito hogareño, ¿sabías que la cocina es ideal en este sentido? Tal vez nunca se os haya pasado por la cabeza, pero la encimera puede dar mucho de sí.

Algo similar sucede con el cuarto de baño, aunque dicho emplazamiento sí es más común en las relaciones íntimas de los habitantes de Lleida. Independientemente de si contáis con plato de ducha o bañera son decenas las posturas totalmente nuevas que podéis experimentar en pareja.

En efecto, ir más allá del misionero y dar rienda suelta a vuestros cuerpos con posturas completamente novedosas tanto en la cama como fuera de ella es algo que hace estremecer de placer a cualquier hombre. Pero, ¿y al llegar al instante del clímax?

Según leemos en TarragonaCitas una estimulación de la parte trasera del varón, en primer lugar superficial y seguidamente más profunda en función del nivel de aceptación que presente tu chico, logra un orgasmo intensísimo en caso de que al mismo tiempo sea trabajada por supuesto la zona delantera con penetración u otros métodos.

Son muchos los hombres que, al no haberlo probado nunca, pueden mostrarse reticentes en un principio siendo desconocedores de lo placentero que llega a ser. Sin embargo, aprovechando los momentos previos a la eyaculación es improbable que el varón se niegue a ser estimulado en dicha zona tan especial y probablemente te pedirá más intensidad en tus movimientos, convirtiéndose en una práctica habitual entre vosotros.

Trucos con los que complacer a cualquier mujer

En caso de que tu pareja sea femenina también cuentas con numerosas prácticas que resultan en un placer inigualable para ella, consiguiendo así que la hormona de la felicidad se regule hasta límites insospechados y ambos os fundáis en una enorme sensación de plenitud y gratitud mutua.

Primeramente leemos en este texto de cómo estimular el clítoris que dicha acción es fundamental si se pretende complacer a una chica. Y no es para menos, puesto que en el área clitoriana se encuentran innumerables terminaciones nerviosas que, en caso de ser debidamente tratadas, proporcionan un altísimo nivel de goce.

No solo el tipo de movimiento efectuado es importante, sino también la presión ejercida con las manos. Desafortunadamente no existe una regla escrita en este sentido, puesto que cada fémina muestra unas preferencias concretas relacionadas con este aspecto que tanta importancia adquiere para ellas.

Así pues, la clave para acertar de lleno se resume en ir probando hasta dar con la tecla. No hará falta que ella te lo diga: lo notarás en sus piernas y, como es menester, su rostro.

Pero a pesar de que cada chica es un mundo, existen algunas directrices que sí o sí has de aplicar si quieres complacerla al cien por cien. Una de las que leemos en este artículo de cómo masturbar a una mujer consiste en lubricar adecuadamente la zona, dando pie a que la fricción no provoque molestia ni incomodidad alguna.

Para una lubricación natural que haga estremecer a tu pareja no dudes en hacer uso de tu propia saliva. De hecho, probablemente será ella misma la que empuje tu cabeza paulatinamente hacia su área clitoriana para que los dedos se trasladen a la zona vaginal, mientras que la boca en general, especialmente la lengua, se dediquen al clítoris en plenitud.

Es innegable que las sesiones de sexo oral son una de las partes favoritas de las relaciones íntimas para la práctica totalidad de mujeres. Sincronizando adecuadamente ambos movimientos lograrás erizar su piel y excitarla hasta el punto de que te ruegue pasar a mayores de inmediato. Es decir, proceder a la penetración, la cual será más placentera que nunca para los dos.

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.


Totlleida t'informa que les dades de caràcter personal que ens proporcions omplint el present formulari seran tractades per Eral 10, S.L. (Totlleida) com a responsable d'aquesta web. La finalitat de la recollida i tractament de les dades personals que et sol·licitem és per gestionar els comentaris que realitzes en aquest bloc. Legitimació: Consentiment de l'interessat. • Com a usuari i interessat t'informo que les dades que em facilites estaran ubicats en els servidors de Siteground (proveïdor de hosting de Totlleida) dins de la UE. Veure política de privacitat de Siteground. (Https://www.siteground.es/privacidad.htm). El fet que no introdueixis les dades de caràcter personal que apareixen al formulari com a obligatoris podrà tenir com a conseqüència que no atendre pugui la teva sol·licitud. Podràs exercir els teus drets d'accés, rectificació, limitació i suprimir les dades en totlleida@totlleida.cat así com el dret a presentar una reclamació davant d'una autoritat de control. Pots consultar la informació addicional i detallada sobre Protecció de Dades a la pàgina web: https://totlleida.cat/politica-de-privacitat / , així com consultar la meva política de privacitat.